PARKOUR

Si eres un amante de los deportes de movimiento, seguramente hayas oído hablar del parkour y el freerunning. Ambos son actividades que consisten en moverse por el espacio lo más rápido y eficientemente posible, pero ¿en qué consisten exactamente estas dos disciplinas?

Ambos deportes requieren de agilidad, equilibrio y fuerza, pero se practican de formas distintas. En este artículo exploraremos las diferencias entre estas dos modalidades, para que sepas cuál es el deporte que mejor se adapta a tus gustos.

¡Vamos a ello!

¡Reserva tu entrada y disfruta de nuestra zona parkour!

 

Parkour y Freerunning: disciplinas similares pero diferentes

Aunque estas dos disciplinas relacionadas con la carrera libre tienen muchas similitudes, también presentan diferencias significativas que los amantes del deporte pueden apreciar sin problemas.

Sin embargo, aquellos que no están tan especializados en esta temática pueden tener problemas para distinguir el parkour y freerunning a simple vista.

El Parkour se originó en Francia a finales de los 80, y consiste en moverse por el entorno urbano saltando, trepando y escalando obstáculos. El objetivo del parkourista es llegar lo más rápidamente posible desde un punto A hasta un punto B, utilizando todos los medios a su alcance para superar cualquier obstáculo que se le presente.

En cambio, el Freerunning surge unos años después en California, y consiste en realizar acrobacias y trucos usando el entorno urbano como escenario. A diferencia del parkour, el objetivo del freerunner no es llegar de un punto a otro, sino disfrutar de la sensación de libertad que le proporciona practicar este deporte.

En resumen, podemos decir que el parkour se centra en la eficiencia y la rapidez, mientras que el freerunning se centra en la creatividad y el disfrute. Así, aunque desde fuera ambas disciplinas pueden verse muy similares, lo cierto es que la filosofía de ambas y la manera de practicarlas presentan muchas diferencias.

Historia del parkour

El parkour se originó en Francia a finales de los 80, cuando un grupo de amigos que se hacían llamar «Les traceurs» empezaron a practicar una nueva forma de movimiento. Estos jóvenes, inspirados en las artes marciales y la gimnasia, crearon un método para moverse por el entorno urbano saltando, trepando y escalando obstáculos.

La filosofía del parkour es superar cualquier obstáculo que se te presente de la manera más eficiente y rápida posible. Esto quiere decir que, si por ejemplo hay un muro de dos metros de altura, el parkourista no lo escalará, sino que buscará la forma más fácil y segura de superarlo.

Por supuesto, esto significa que el parkour requiere de un gran entrenamiento físico, ya que hay que tener fuerza y resistencia para poder saltar grandes distancias o trepar por edificios.

De hecho, se trata de un deporte urbano que puede llegar a ser muy peligroso, lo que no impide que levante grandes pasiones entre un grupo cada vez más numeroso de espectadores y practicantes.

Parkour-y-Freerunning

Historia del freerunning

El freerunning surge a mediados de los 90, cuando un grupo de amigos californianos empezaron a practicar parkour. Sin embargo, pronto se dieron cuenta de que el parkour no era lo suficientemente creativo para ellos, y decidieron incorporar acrobacias y trucos a sus sesiones de entrenamiento.

Así, poco a poco fueron perfeccionando sus técnicas y creando un nuevo deporte: el freerunning. A diferencia de esta disciplina, el objetivo del freerunning no es llegar de un punto a otro, sino disfrutar de la sensación de libertad que le proporciona a la persona practicar este deporte y llevar a su cuerpo al límite.

Por supuesto, esto no quiere decir que el freerunning sea un deporte fácil. Al contrario, requiere de mucha práctica y entrenamiento para poder realizar las acrobacias de forma segura. Desde su aparición, han surgido numerosas competiciones oficiales y no oficiales en las que los atletas pueden poner a prueba su habilidad y su control corporal a través de este deporte.

¿Se pueden combinar el parkour y freerunning?

A pesar de que se trata de disciplinas diferentes, en algunas ocasiones se han intentado combinar en un solo evento. Este fue el caso de Red Bull Al-Ándalus,  una competición que se celebró en abril de 2021 en la ciudad española de Granada.

En esta competición, parkouristas y freerunners pudieron demostrar sus habilidades en un mismo lugar, lo que permitió a los espectadores disfrutar de las mejores técnicas de ambas disciplinas. Este evento y otros similares permiten llevar estos dos deportes extremos a un público más amplio, consiguiendo así un mayor interés por su práctica.

Aunque este tipo de eventos son muy espectaculares, lo cierto es que parkour y freerunning siguen siendo dos disciplinas deportivas muy diferentes. Así, aunque compartan el entorno urbano como escenario, el parkour se centra en la eficiencia y la rapidez, mientras que el free running se centra en la creatividad y el disfrute.

En resumen, podemos decir que si bien ambas disciplinas pueden verse similares desde un punto de vista externo, lo cierto es que presentan muchas diferencias a nivel filosófico y de práctica. ¿Ya has practicado parkour y freerunning? ¿Eres de parkour o de freerunning? En nuestro parque de trampolines en Tenerife podrás practicar ambas disciplinas.

En Canary Jump disponemos de una completa zona de parkour dónde puedes poner en práctica tus movimientos en un entorno seguro. Además, si quieres seguir progresando puedes apuntarte a nuestra escuela de parkour dónde conocerás a otros amantes del parkour con los que divertirte mientras practicas deporte.

¡Compra tu entrada para Canary Jump!

 

 

Planea tu Próximo Evento o Visista a Canary Jump Tenerife tu Parque de Trampolines